Marcas Versus Marcas distribuidor

Estamos en un momento en el que las marcas de distribuidor (las mal llamadas marcas blancas) están consiguiendo aumentar su cuota de mercado, ya que las consumidores miran más que nunca el precio (según un estudio de consumo de Nielsen-Global-Shopping-Report-August-2012, es el factor que más pesa a la hora de elegir establecimiento de compra).

Por eso, las grandes marcas están llevando a cabo diferentes estrategias para no seguir perdiendo clientes. Estas son algunas de las que he observado últimamente:

  • Comunican el precio por uso. Este es el caso de Nescafé, que ha introducido una etiqueta que informa al consumidor que cada taza de café le sale por 6 céntimos de euro.
  • En un montón de productos se esta aplicando el “Más por menos“. En vez de bajar el precio, lo que hacen es ofrecer más cantidad de producto.
  • Los cupones también están siendo cada vez más populares. Son más las marcas que ofrecen descuentos al imprimirse un vale de su web, o en algunos casos lo envián por correo a su base de clientes. Incluso hay webs que se dedican a agrupas y publicar descuentos, cupones y códigos promocioanles.
  • En algunos casos, esta sacando un producto “básico”, con menos atributos que la gama normal, pero a un precio más económico. Esta estrategia tiene el inconveniente de que el consumidor lo ve como un producto de menos calidad, y para eso, ya tiene la marca de distribuidor.

  • Quizá la estrategia más peligrosa puede ser la de la bajada directa de precio, ya que una vez que se baja, es muy dificil volver a subirlo. Este es el caso de Kellog’s, que directamente ha bajado el precio de algunos de sus cereales.
  • Se ha observado que el consumidor ve a todas las marcas de la misma manera (más de la mitad de los consumidores creen que las marcas de la distribución y las del fabricantes son las mismas), por eso se llevan a cabo campañas como la de “Kellog’s no fabrica para otras marcas” o “El Cola-Cao, el único, el de verdad”. Cabe destacar que los productos en los que los niños son los principales consumidores, son los que menos penetración tienen de marca de distribuidor.
  • Otros optan por la diferenciación en calidad, por eso, Nestlé solo lanza productos con un resultados del producto test superiores al 20%, en comparación con la competencia. En el caso de particular de la masa para empanadillas de la cocinera, siguen siendo lideres, ya que ninguna marca de distribuidor ha conseguido hacer una masa que llegase a su calidad.
  • Otras marcas tratan de llegar al corazón, como en el caso de patés La Piara, que trata de despertar el remordimiento de las madres sobre la merienda de sus hijos  con su “¿Estas segura de que se comen el bocadillo?
  • Otras están apostando por establecimientos no convencionales, como es el caso de una yogurtería abierta por Danone en Barcelona y Madrid. No se como les irá, aunque estoy casi segura que eso se ha hecho para mejorar la imagen de marca, más que como un negocio. Cambien esta el caso de rana, que ha abierto un restaurante, y Nocilla una crepería.

Ahora es el momento para buscar nuevas formas de captar la atención y vender nuestro producto. Hay que ser ingenioso, incluso arriesgar, ya que adaptarnos es la única manera de “sobrevivir” con la que esta cayendo. Y vosotros, ¿Habéis observado alguna otra estrategia?

Anuncios